Consejos de Colores

RENUEVE SU CASA CON TÉCNICAS DE FENG SHUI

14/04/2014
RENUEVE SU CASA CON TÉCNICAS DE FENG SHUI

Andamos por toda la casa dando sugerencias de toques sencillos de decoración y acomodaciones para renovar la energía de cada ambiente siguiendo las lecciones de feng shui.

        La casa necesita de un cuidado constante es como un organismo vivo, que palpita y respira. Esta debe ser alimentada con cariño, delicadeza, color y gracia. Lecciones de feng shui, el arte milenario chino que predica la importancia de hacer de hogar un templo sagrado y repleto de armonía, pueden ser puestas en práctica de forma sencilla, si grandes inversiones. Solamente, se requiere disposición. No hay nada mejor eso, ¿qué poner las manos en la masa para la fiesta del año nuevo, cuando nos da la ganas de renovar los ánimos de la vida (y de morada)? Sí, es la hora de mirar para todos los lados, recorriendo cada rincón con atención redoblada, chequeando si existen fugas, si está faltando un espejo del interruptor de luz o si la bisagra de la puerta está crujiendo insistentemente y merece unas gotas de aceite. Es hora también de abrir espacio para el nuevo, deshaciéndose de todo que no es más usado. “Sugiero comenzar por lo básico, verificando los plazos de caducidad de los remedios, alimentos y maquillajes. Enseguida, pasar para el closet, retirando el exceso de ropas y accesorios. Y, por último, chequear los objetos que están sobrando, los libros que pueden ser donados, los muebles que necesitan de reparo o un cambio de lugar. La circulación libre y abierta significa vida en movimiento. Y eso es fundamental para que la energía se renueve”, apunta Mariangela Pagano, consultora de feng shui. Estar siempre atento para que el presupuesto sea delgado y no debe ser un obstáculo para los cambios. “Cambiar los tejidos de las almohadas,  encender una vela aromática, dejar a la vista un vaso con flores frescas son pequeños detalles que revelan mucho amor”, completa ella. En la verdad, ese desprendimiento por Mariangela representa mucho más que cambiar el visual de la casa. Significa ver el mundo con otros ojos. “Es el primer paso, comienza con repensar de actitudes delante de la vida, desprendiéndonos de los valores materiales y de los comportamientos viciados”, completa el especialista y consultor Miguel Angel Farias, que apuesta en la organización como la segunda etapa de ese proceso. “En el  momento que usted coloca en orden la estantería o la mesa de trabajo, haces una limpieza mental y revés metas futuras. Somos sentimiento y razón y el espacio que habitamos nada más es el reflejo de nosotros mismos”, completa Miguel.

        Sala, el corazón de la casa
        Es el lugar donde la familia se reúne y los amigos son recibidos, que los cambios deben ser más sentidos. “Generalmente, vamos acumulando muebles, bloqueando pasajes. Eso es el momento indicado para cambiar esa configuración”, avisa Mariangela, que aconseja retirar los libros del piso y ser acomodados, si eso fuese el único lugar de la casa que cabe para acomodar la computadora. “Eso es esencialmente un espacio de convivencia y no de trabajo”, hace recordar. Una buena forma de repaginar el ambiente es de tener sofás en U, que promueve la reunión informal de las personas. “Una Regla útil para todos los cómodos es reparar la primera cosa que llama la atención al entrar. Un sillón volteada para la puerta remite a un abrazo. Buena forma de ser recibido, ¿no?”
        Problema: es común el exceso de muebles, libros y objetos tranquen el pasaje y deja el ambiente pesado.
        Solución: Trate de arrumar de nuevo, tomando cuidado para que la circulación esté más libre. Espejo en sala de cena duplica el tamaño del ambiente y presenta abundancia. Y las almohadas diferentes dan un toque especial al viejo sofá.

        Haga del baño, un spa particular
        La aromaterapeuta Karina Araújo invierte en pequeños detalles para proporcionar aquella dosis cierta de confort al ambiente. “Nunca dejo de tener un vaso de flores, velas perfumadas o inciensos en la bancada sobre el lavabo. Esos purifican y renuevan las energías. También veo algo lindo una bacha de ágata antigua, repleta de jabones artesanales y esponjas. Son delicadezas que proporcionan una sensación instantánea de bienestar”, explica. ¿Otro consejo sencillo que produce un grande efecto? Toallas con textura de felpa son muy confortables. Fuera de eso, lo importante es reparar eventuales fugas, cambiar azulejos rotos y, siempre, mantener las tapas de vaso y puertas cerradas. “No menosprecie el baño, porque aquí es el local donde hacemos el detox y la limpieza diaria”, avisa Cynthia.
        Problema: El espacio es apretado y los revestimientos son antiguos y poco conservados.
        Solución: ¿qué tal forrar la pared con espejo, para proporcionar más amplitud? O con adhesivos coloridos, en formato de cerámicas, que también pueden ofrecer color y gracia al ambiente. Como complemento, un vaso de flor natural en la bancada.

        El cuarto, un oasis de relajamiento
        Sabe aquel canto hecho sobre medida para relajar y descansar de las preocupaciones del día a día? Bienvenido al cuarto. Para entrar con pie derecho, siga la ley de feng shui: deje los zapatos fuera del cuarto, eso evita la mezcla de la energía de la calle con el local de descanso. y huya de la literatura pesada, que trae malos pensamientos, en la mesa de cabecera. Una luminaria que estaba guardada y sin uso puede cambiar el astral. Colchas y almohadillas con estampas delicadas renuevan el ambiente, que puede merecer nuevas almohadas. “Al final, es en aquello que descansamos la cabeza toda la noche”, dice Cynthia. “En frente a la cama, una imagen inspiradora hace bien, porque es la primera cosa que ves al levantarte”, complementa Mariangela.
        Problema: muchas veces, el espacio queda oscuro con el exceso de objetos y funcionando como un oficina informal.
        Solución: priorice los colores claros en una de las paredes y salpique estampas en los tejidos y objetos. A lado de la cama, en un canto ponga las fotos de la familia (en el lado derecho) es una buena fuente de energías positivas.

        Jardines y balcones, el ciclo de la vitalidad
        Las plantas requieren de espacio y luz para crecer saludables. Teniendo eso mente, debemos recordar que mantener un bello jardín da un cierto trabajo, pero es una de las prácticas más placenteras. “Especies maltratadas pueden tener la connotación de sufrimiento, de abandono. Por eso, es fundamental abonar la tierra, podar constantemente, retirar las hojas secas y cuidar para que las especies no queden sofocadas en vasos pequeños”, cuenta Mariangela. Quién sigue diariamente ese ritual es Karina Araújo, que vive en una villa en Vargem Grande, zona oeste de Rio de Janeiro, cercada de jardines. “Colores y aromas naturales que estimulan nuestros sentidos. Mirar, manosear y convivir con la planta verde es altamente relajante”, comenta ella.
        Problema: vasos mal dimensionados no dejan espacio para las plantas que crezcan con naturalidad, de forma saludable.
        Solución: verificar si la especie es adecuada a la luminosidad local, regarlas y podarlas constantemente sin olvidarte de dejar una buena área de circulación en el ambiente.